• 20 febrero, 2024 8:35 pm
Lectura de < 1 minuto

Luego de que el Instituto Nacional de Vías, Invías, diera al servicio la variante de Los Grillos, por la Transversal del Cusiana, el ministro de Transporte, William Camargo, y el director General (e), del Instituto, Mauricio Céspedes, hicieron al mediodía de hoy un recorrido por la nueva vía que permitirá restablecer el tránsito vehicular entre los departamentos de Boyacá y Casanare.

El ministro aseguró que la nueva vía beneficiará a las comunidades de los dos departamentos permitiendo recuperar su economía luego de los cuatro meses que estuvo cerrada la vía por el colapso del puente Los Grillos, el pasado 20 de agosto.

“La construcción y puesta en servicio de la Variante Los Grillos es una buena noticia porque no sólo se recupera el paso de vehículos, sino que se dinamiza el comercio, particularmente en la temporada de Navidad y fin de año”, dijo.

El nuevo tramo tiene una longitud de 515 metros (m), un ancho de calzada de 5 m e incluye la instalación de dos puentes metálicos de 50 m y 30 m de extensión. Luego de los estudios y diseños realizados por el contratista y aprobados por la interventoría, las obras de construcción de la vía tardaron cerca de 4 meses, afectadas por las condiciones climáticas y de seguridad en el sector debido a la inestabilidad del terreno.

Con una inversión superior a los $15.000 millones y en menos de cuatro meses, el Instituto Nacional de Vías, Invías, puso al servicio de la comunidad la variante Los Grillos que habilita la conexión vial en el corredor Sogamoso – Aguazul.

Las obras de construcción de la nueva vía permiten el paso de vehículos a un solo carril, incluidos los de carga de hasta 52 toneladas, para reestablecer la comunicación terrestre entre los departamentos de Boyacá y Casanare por la Transversal del Cusiana.

Los vehículos con carga extra dimensionada o extrapesada tendrán restricción por la vía, y la velocidad de circulación será máximo de 20 km por hora.

Con esta nueva variante, el gobierno del Cambio le cumple a los habitantes de los departamentos de Boyacá y Casanare, los cuales se habían visto impactados por el cierre de la Transversal del Cusiana, primero por el deterioro del estribo del puente Quebrada Negra, el pasado 14 de agosto, y luego por el colapso del puente de Los Grillos, de 261 metros de longitud, y el cual hace parte de un viaducto de 666 metros, junto con Puente Nuevo, de 105 metros de extensión, y Chorroblanco de 300 metros, estructuras a las que el Invías les realiza un monitoreo constante.

El Invías también hizo entrega de las obras de estabilización que se realizaron en el kilómetro 87, afectado en noviembre de 2021, por la pérdida de banca, luego de un proceso de remoción en masa. Allí se construyó un sistema de terrazas de 10 niveles con sus respectivas obras de drenaje para garantizar la estabilidad del talud superior y permitir el paso en la calzada que fue recientemente pavimentada.

Loading

Por DiariodeCas

Noticias de la Orinoquía colombiana / www.diariodecasanare.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *